sábado, marzo 20, 2010

Tembló de nuevo en Santiago de Cuba

Por Margarita Piedra

A las 2 y ocho minutos de la tarde de hoy se produjo en Santiago de Cuba un sismo de  5.5 grados en la escala de Richter, que se sintió en las cinco provincias orientales. Luego se han producido varias réplicas, pero de menor intensidad. Ese es el movimiento telúrico más grande que he sentido desde que vivo en esta ciudad. El mismo El mismo fue localizado a 19.3 kilómetros al suroeste de la Playa Baconao, en la provincia de Santiago de Cuba, con una latitud de 19.77 Norte y 75.32 de longitud oeste, a una profundidad de 7.6 kilómetros. En lo que va de año se han producido en este territorio oriental más de quince terremotos perceptibles.

Les confieso que eso me hizo recordar lo vivido en mi ciudad primada de Baracoa el día que sufrió la amenaza de un fuerte tsunami producto del terremoto del 12 de febrero pasado en Haití. Lo vivido no fue lo mismo, si fue otra terrible experiencia, de ver como se movía un muro lateral del pasillo de mi casa y una cerca perle en la placa del vecino parecía que bailaba una música bastante rápida.

Pero en esta ciudad, sus habitantes están preparados para enfrentar este tipo de fenómeno, pues se le ha orientado a la población qué hacer en caso de la ocurrencia de los mismos. Hasta mi esposo y yo tenemos un bolso preparado con agua, medicamentos imprescindibles, azúcar, alcohol y algo de alimento ligero, con el que nos movemos cada vez que ocurre algún tipo de movimientos como este de hoy. Así es en mi cuadra, donde los vecinos salimos rápidamente y nos guarecemos en un solar vecino o en otro que hay en la esquina de nuestra casa, donde no hay peligro de que pueda caer nada.

Al igual que en Baracoa, la solidaridad se impuso hoy aquí, nos ayudábamos con los enfermos, con los perros, pobrecitos que no podían dejarse en casa, porque ellos fueron los primeros que presintieron el fenómeno, y cuidando de que nadie quedara debajo de un tendido eléctrico, de un poste, o algo que pudiera representar peligro alguno.

Podrá ocurrir alguna tragedia impredecible, pero los santiagueros estamos preparados porque lo hemos aprendido a través de la Defensa Civi,l qué hacer en los casos de desastre natural para que las pérdidas de vidas humanas sean lo menor posible.

Y nosotros los periodistas desde nuestra trinchera de trabajo llevaremos la información siempre precisa a nuestro pueblo y al mundo entero.

1 comentario:

TANIAGUPER dijo...

Espero que todo se quede en un susto, animo al pueblo Cubano en su lucha del día a día. Saludos!