martes, diciembre 27, 2011

Liberación de Palma Soriano: El camino abierto hacia Santiago de Cuba

Por Margarita Piedra Cesar

La victoria del Ejército Rebelde en la Batalla de Guisa, el 30 de noviembre de 1958, fue sin dudas, el principio del fín para las tropas del dictador Fulgencio Batista en el Oriente de Cuba y dio paso a la Operación Santiago, para reducir y tomar la ciudad capital de la provincia y el bastión militar más importante del regimen fuera de La Habana.

En los días posteriores al Combate de Guisa y durante el mes de diciembre de 1958, cayeron en poder de los rebeldes las localidades de Jiguaní, Santa Rita, Baire, Contramaestre, El Cobre, San Luis, La Maya, Alto Songo, entre otros sitios, por lo que en la ruta central hacia Santiago de Cuba desde Bayamo, solo quedaban el poblado de Maffo y la ciudad de Palma Soriano.

Es así como el 22 de diciembre de 1958 en el lugar conocido por El Tamarindo, el Comandante en Jefe Fidel Castro, Jefe de la Columna 1 y del Primer Frente se reunió con los jefes del II y III Frentes, Comandantes Raúl Castro y Juan Almeida, respectivamente, para iniciar conjuntamente el cerco en torno a Santiago de Cuba con la toma de la ciudad de Palma Soriano, el reducto más importante del ejército del régimen en esta vía.

El 23 de diciembre un disparo de bazooka contra la Estación de la Policía marcó el inicio de la batalla de Palma, donde en varios puntos de la ciudad se parapetaron importantes fuerzas de la tiranía, lo que provocó que a partir de ese momento se combatiera prácticamente casa por casa y en los edificios que rodeaban el Parque Central.

El ejército de la tiranía se defendió fuertemente, hasta con ametrallamientos y bombardeos aéreos sobre la ciudad, pero no pudo contener el avance impetuoso de las tropas rebeldes, que lo obligó a capitular el 27 de diciembre de 1958 habiéndose ocupado más de 350 armas que sirvieron para reforzar a la guerrilla en su avance hacia Santiago de Cuba.

Cuatro días después de la victoria del Ejército Rebelde en Palma Soriano, el Primero de Enero de 1959 desde esa misma ciudad, el Comandante en Jefe. Fidel Castro llamó al pueblo a defender la victoria popular que traidoramente algunos aliados al tirano en contubernio con la embajada norteamericana pretendían escamotear el triunfo que definitivamente fue proclamado ese mismo día primero, en horas de la noche, en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba.

sábado, diciembre 24, 2011

Pascuas sangrientas, triste página de nuestra historia

Por Margarita Piedra Cesar

En diciembre de 1956, hace ahora 55 años, la población de la región norte de la entonces provincia de Oriente, vivió días terribles, cuando a partir del día 24 fueron asesinados 23 revolucionarios de diferentes filiaciones políticas, cuyo objetivo común era luchar por la libertad de Cuba.

Esta matanza a la que el pueblo llamó las Pascuas Sangrientas, fue obra del siniestro coronel Fermín Cowley Gallego, Jefe del Regimiento 8, de Holguín, con el conocimiento y consentimiento del dictador cubano, Fulgencio Batista y del Jefe del Estado Mayor del Ejército, General Francisco Tabernilla.

Los crímenes de las Pascuas Sangrientas se iniciaron el 24 de diciembre cuando un guardajurado asesinó a la salida de la Planta de Níquel de Nicaro, a Rafael Orejón, quien era Jefe del Movimiento 26 de Julio en esa localidad nororiental. Asimismo, el 25 de diciembre fue detenido en una calle de Holguín, el Jefe del Movimiento 26 de Julio en esa ciudad, Pedro Díaz Coello, cuyo cuerpo apareció posteriormente pendiendo de un árbol, con señales de golpes, tortura y una puñalada debajo de las costillas.

Otros revolucionarias que fueron asesinados durante las Pascuas Sangrientas, fueron el militante del Movimiento 26 de Julio en Holguín, Luis Peña; el dirigente del Partido Socialista Popular en esa ciudad, Jesús Feliú Leyva; José Mendoza, fundador del Partido Ortodoxo en el barrio de San Andrés; el líder azucarero del central Marcané, Loynaz Hechavarría; así como el activo militante comunista de Puerto Padre, Alejo Tomás López.

En total los asesinados fueron 23 y el número pudo ser mayor si algunos de los que estaban en la lista negra no hubiesen escapado a tiempo de las manos de los esbirros al no encontrarlos en sus hogares, o porque se encontraban presos y no se les permitió a los soldados sacarlos de las cárceles.

EL sanguinario coronel Fermín Cowley, ejecutor directo de las Pascuas Sangrientas trató de justificar los crímenes en una nota de prensa del Ejército, señalando que los asesinatos habían sido obra de ajustes de cuentas entre el Movimiento 26 de Julio y los Partidos y Organizaciones Políticas de la región.

En los momentos en que la región del norte de la provincia de Oriente se cometían tan macabros crímenes en el otro extremo del territorio en la región sur, el mismo 25 de diciembre de 1956 más de una veintena de expedicionarios del Granma que habían logrado reunirse después del desembarco y del desastre de Alegría de Pío, en el lugar conocido por Purial de Vicana, partían para internarse en el firme de la Sierra Maestra con el Comandante en Jefe Fidel Castro al frente del naciente Ejército Rebelde para luchar por la libertad de Cuba como lo había prometido.

Momento de intimidad un 24 de diciembre

Por Margarita Piedra Cesar

Un pasaje poco conocido de nuestra historia más reciente es que el 24 de diciembre de 1958, aún en medio de la compleja situación de guerra que existía en el país y sobre todo en el territorio oriental, el Comandante en Jefe Fidel Castro, líder de la Revolución, tuvo un momento de intimidad familiar al visitar a su madre Doña Lina Ruz, a la cual hacía años que no veía.

En su más reciente libro “La Contraofensiva Estratégica”, en el día correspondiente al miércoles 24 de diciembre de 1958 Fidel narra: “El día de Noche Buena, acompañado por Celia y varios combatientes, visité a mi madre en Birán. Luego fui a Marcané y de ahí reemprendí el camino de regreso. En el recorrido hicimos un alto en Mangos de Baraguá, lugar de la histórica protesta de Antonio Maceo”.

El día antes, 23 de diciembre, el Ejército Rebelde bajo la dirección del Comandante en Jefe Fidel Castro, había iniciado el ataque a la ciudad de Palma Soriano, considerada la retaguardia de Santiago de Cuba por encontrarse sólo a 40 kilómetros de la capital oriental.

Palma Soriano y Maffo eran las dos únicas posiciones que le quedaban a la dictadura en el tramo de la Carretera Central entre Santiago y Bayamo, ya que a partir del 30 de noviembre habían sido liberadas Guisa, Jiguaní, Baire, Contramaestre, El Cobre y San Luis, mientras que por el Este, es decir por la vía de Guantánamo, eran libres también Alto Songo, La Maya y El Cristo.

El 22 de diciembre en el lugar conocido por El Tamarindo, cercano a Palma Soriano, se había reunido el mando revolucionario integrado por el Comandante en Jefe Fidel Castro y los jefes del Segundo y Tercer Frentes, Comandantes Raúl Castro y Juan Almeida, para ultimar el plan de la toma de Palma Soriano y las acciones posteriores para el asedio a Santiago de Cuba, la plaza militar más importante de la dictadura, en el interior de la Isla.

Ya a estas alturas el triunfo popular era irreversible y la patria toda se encontraba a las puertas de la nueva alborada del Primero de Enero de 1959.

domingo, diciembre 18, 2011

Fidel y Raúl: Reencuentro en Cinco Palmas

Por Margarita Piedra Cesar

Refiriéndose al azaroso desembarco de los expedicionarios del Yate Granma, el 2 de diciembre de 1956, el Che escribió : "Tardamos varias horas en salir de la ciénaga. Quedamos en tierra firme, a la deriva, dando traspiés, constituyendo un ejército de sombras, de fantasmas, que caminaban siguiendo el impulso de algún oscuro mecanismo psíquico"

"A los diez días exactos de la salida de Méjico —prosigue el Che—, el 5 de diciembre de madrugada, después de una marcha nocturna interrumpida por los desmayos y fatigas y los descansos de la tropa, alcanzamos un punto conocido paradójicamente por el nombre de Alegría de Pío. El lugar era mal elegido para campamento, pero hicimos un alto para pasar el día y reanudar la marcha en la nocheinmediata"

En este lugar, a unos dos kilómetros del suroeste de Playa Las Coloradas, el destacamento revolucionario fue sorprendido por el enemigo convirtiéndose aquel sitio en un infierno de fuego y balas. Así fue el bautismo del naciente ejército rebelde considerado, no como un combate sino como un desastre, donde tres expedicionarios perdieron la vida y los 79 restantes dispersados en distintas direcciones, constituyendo 28 grupos, el mayor de los cuales era de 14 hombres. Varios de estos grupos fueron hechos prisioneros. Otros capturados y asesinados y algunos delatados por ente infame.

En el caso de Fidel, este se retiró del escenario del combate con Universo Sánchez y más tarde se le unió Faustino Pérez, aunque desarmado. Por su parte, Raúl junto a Ciro Redondo, Efigenio Ameijeiras, René Rodríguez, Armando Rodríguez y César Gómez  constituyeron otro grupo, al igual que Almeida, el Che, Ramiro Valdés, Reinaldo Benítez y Rafael Chao.

Esa noche, el grupo de Fidel se interna en un monte al este de Alegría de Pío, en tanto que Raúl y sus hombres pasan esa noche en el mismo monte, pero al sureste, a sólo cientos de metros del jefe de la Revolución, mientras que más al sur lo hace la tropa de Almeida.

El 12 de diciembre de 1956, después de penosas jornadas dentro de los cañaverales de Alegría de Pío y de soportar decenas de peligros, Fidel y su grupo se encuentran con una familia campesina y en ese lugar, en la noche, hace contacto con integrantes de la red que Celia Sánchez había organizado para decepcionar a los expedicionarios del yate Granma; llegando así el 16 de diciembre a la finca de Mongo Pérez.

En lo que respecta a Raúl y sus compañeros, también emprendieron marcha hacia la Sierra por dentro del monte y son auxiliados por varios vecinos de algunos lugares por donde caminaban.

De igual forma, el grupo de Almeida tras afrontar numerosas dificultades y hasta denuncias, logran llegar a la casa de GuillermoGarcía un refugio más seguro. Después marcharon hacia la finca de Mongo Pérez.

En la noche del 18 de diciembre de 1956, hace hoy 55 años, todos los combatientes, 12 en total, se encuentran en el lugar conocido como Cinco Palmas, en Purial de Vicana, dando lugar al histórico diálogo entre Fidel y Raúl Castro Ruz, hermanos de sangre y de lucha.

¿Cuántos fusiles traes?, pregunta Fidel a Raúl.

Cinco, le contesta.

¡Y dos que tengo yo siete! ¡Ahora sí ganamos la guerra!

De la estirpe de esos doce hombres está hecho todo nuestro pueblo. De ellos aprendimos que mientras quede un solo cubano y una sola arma, siempre nos esperará la victoria.

¡Qué nadie lo dude!






sábado, diciembre 17, 2011

Simón Bolívar: El Libertador

Por Margarita Piedra Cesar

Olvidado y pobre, en la Finca San Pedro de Alejandrino, en Santa Marta, Colombia, colmado más de ingratitudes que de gloria, el 17 de diciembre de 1830, a la edad de 47 años, cerró los ojos para siempre y se detuvo el corazón de aquel que fuera el más grande hombre de América: Simón Bolívar, El Libertador.

Había nacido el 24 de julio de 1783, en Caracas, Venezuela. Pequeño y débil, no parecía un hombre hecho para la guerra, pero el amor a su pueblo y a la libertad, elevaron su estatura hasta el infinito y le hizo poderoso el brazo para esgrimir la espada redentora y fuerte la voz para mandar ejércitos libertarios.

De su patria fue arrojado un día por los españoles, pero regresó a ella con 300 héroes y ya su marcha se hizo indetenible. Con su ejército descalzo y semidesnudo cruzó Los Andes y ganó batallas sublimes. Libertó a Venezuela, a Nueva Granada, a Ecuador, a Perú y fundó la nación de Bolivia. Jamás se peleó tanto, ni se peleó mejor en el mundo por la libertad.

Bolívar no defendió con tanto fuego el derecho de los hombres a gobernar por sí mismo, como el derecho de América a ser libre y en ese sentido aglutinó a su alrededor a los hombres de más avanzado pensamiento y amor patrio para los combates por la independencia americana, como fueron Sucre y San Martín.

Fue el primer presidente de su país, Venezuela. Lleno de amargura, viendo como las ambiciones deshacían su obra renunció al poder en 1830 y se retiró a Santa Marta, llevando consigo no más que la pobreza.

Bolívar murió el 17 de diciembre de 1830. A decir de Martí, más de pesar en el corazón que del mal del cuerpo. Murió pobre y olvidado, pero dejó una familia de pueblos. Todos los americanos debemos quererlo como a un padre.

181 años después de su muerte Simón Bolívar sigue presente todos los días en su América, la de la Patagonia al Bravo, por donde su luz se expande para iluminar los caminos de la independencia de sus pueblos y de la unidad de todos como un solo corazón.

domingo, diciembre 11, 2011

Gloria eterna al General de Brigada Raúl Díaz Argüelles

Por Margarita Piedra Cesar

Hoy 11 de diciembre se cumplen 35 años de la muerte en combate en la República Popular de Angola del General de Brigada Raúl Díaz Argüelles, uno de los primeros combatientes internacionalistas cubanos en ofrendar su vida por la independencia de ese hermano país africano.

Díaz Argüelles integró el primer grupo de colaboradores militares cubanos que marchó hacia tierras angolanas, en agosto de 1975, con el propósito de instruir a las tropas del Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA), que en noviembre de ese año debía proclamar la independencia de esa nación tras varios siglos de colonialismo portugués.
 

jueves, diciembre 08, 2011

Aniversario 53 de la Liberación de San Luis

Por Margarita Piedra Cesar

53 años atrás, el 8 de diciembre de 1958 tropas conjuntas del Ejército Rebelde del Segundo y el Tercer Frentes, liberaron la ciudad de San Luis después de varios días de asedio y combate contra las fuerzas del régimen que defendía en esa importante localidad, situada sólo a 28 kilómetros al norte de Santiago de Cuba, capital de la entonces provincia de Oriente.

San Luis representaba una posición clave para la dictadura por sus vías de comunicación, tanto por ferrocarril como por carretera, lo que le había permitido concentrar en este poblado grandes efectivos humanos y material bélico, incluyendo artillería, con el propósito de reforzar otras zonas orientales donde se combatía, sobre todo entre Bayamo y Santiago de Cuba por la Carretera Central.

El ataque a la ciudad de San Luis se prolongó durante varios días en los cuales se combatió sin tregua en las propias calles de esa urbe y en todos los puntos donde se habían concentrado los soldados, como el cuartel local, las estaciones de policía y el ferrocarril y en un aserrío situado en la periferia.

Sin embargo, las tropas castrenses no pudieron soportar los ataques de los combatientes del Ejército Rebelde de las Columnas 17 del Segundo Frente y la 9 del Tercer Frente y abandonaron los sitios que defendían, así como la propia ciudad de San Luis, lo que le permitió a los revolucionarios ocupar todo el poblado y al siguiente día declararlo Territorio Libre de Cuba.

Días atrás, los combatientes rebeldes de ambas columnas habían liberado también las poblaciones de Alto Songo, La Maya y el Cristo, todas ubicadas muy próximas a Santiago de Cuba, por lo que los guerrilleros dominaban todos los accesos por carretera a la capital oriental y la vía de comunicación con la ciudad de Guantánamo.

Con la toma de San Luis el 8 de diciembre de 1958 terminó en el Segundo Frente Oriental Frank País la Operación Flor Crombet que había sido ordenada por la Comandancia General del Ejército Rebelde y que se prolongó durante 17 días con el objetivo de atacar y tomar todos los cuarteles enemigos en el triángulo Mayarí-San Luis-Guantánamo, objetivo que fue cumplido.

La liberación de San Luis hace 53 años, constituyó sin dudas, una hazaña del Segundo y Tercer Frentes del Ejército Rebelde y un paso decisivo en el propósito de dominar en su conjunto la provincia de Oriente, la más extensa del país y escenario principal de la guerra por la Liberación Nacional entre 1956 y 1958.

lunes, diciembre 05, 2011

Alegría de Pío: bautismo de fuego para los expedicionarios del Granma

Por Margarita Piedra Cesar

Alegría de Pío era en 1956 un punto perdido en la geografía oriental, en medio de un cañaveral perteneciente al entonces central Niquero, cerca de Cabo Cruz, hoy en la actual provincia de Granma.

Hasta ese lugar llegaron los 82 expedicionarios del Yate Granma, después del azaroso desembarco y de dos días de caminatas por terrenos desconocidos con hambre y sed, y perseguidos por el Ejército de Batista.

Al amanecer el día 5 de diciembre, ante el agotamiento físico que presentaba la mayoría de la tropa, se ordenó un alto en un bosquecito relativamente, cerca del monte firme, un lugar nada apropiado para campamento, donde casi todos durmieron en la mañana.

Después, todo volvió a la normalidad: algunos cortaban caña para comer, otros se curaban las lesiones de los pies, varios conversaban entre sí o comían la magra ración del día: medio chorizo con dos galletas.

En eso estaban cuando sonó un disparo y seguidamente un huracán de balas cayó sobre los expedicionarios. La sorpresa fue grande y aunque algunos se aprestaron a resistir, una gran parte trató de escapar de aquel infierno dantesco en que se convirtió en pocos minutos Alegría de Pío.

Fidel trató en un momento de reagrupar a los hombres, pero no pudo hacerlo debido a la confusión reinante y del intenso fuego al que fue sometido el cañaveral, obligando a los expedicionarios a dispersarse, cada cual como pudo. Varios murieron al instante, otros serían asesinados después por las fuerzas del tirano. Sólo un reducido grupo pudo alejarse del lugar, aunque de forma dispersa.

Así fue el bautismo de fuego de los expedicionarios del Granma aquel 5 de diciembre de 1956 en Alegría de Pío. Así comenzó a forjarse el Ejército Rebelde con un reducido grupo de combatientes que escapó al desastre, 12 hombres y 7 armas, que se reagruparían varios días después cuando Fidel exclamara: "Ahora sí ganamos la guerra", y la historia le dio la razón.

viernes, diciembre 02, 2011

2 de diciembre de 1956 nacían as Fueerzas Armadas Revolucionarias

Por Margarita Piedra Cesar

Siete días navegó el Granma para llegar a costas orientales el 2 de diciembre de 1956. Fueron 7 días de hambre, mareos y de incertidumbres para aquellos 82 hombres que venían en el yate. Por ello, la llegada y el inicio del desembarco los llenó de júbilo, pero fueron sólo instantes porque tan pronto comenzaron la marcha entre la ciénaga y los manglares, se dieron cuenta que éste era un infierno peor que el que acababan de soportar por aguas del Atlántico y el Caribe.

Descubiertos y asediados ya por la aviación batistiana, la trayectoria se les hizo más difícil y además del hambre, la sed empezaba a tener sus efectos psíquicos, pues casi todos habían perdido sus mochilas y avituallamientos. En fin, era aquel -como narrara el Che años más tarde--, "un ejército de sombras y fantasmas"

No es posible imaginar ahora, cuáles serían entonces los pensamientos de aquellos hombres; no es posible imaginar cuántos de ellos en esos momentos se sintieron apesadumbrados o les faltó la fe en la causa que habían abrazado. Circunstancias así aflojan los espíritus y restan voluntades.

Sin embargo, la gran mayoría, como se supo después, tuvo confianza absoluta en el camino emprendido y así lo demostraron en días posteriores, cuando el desastre de Alegría de Pío les dio la estocada final y en medio del desigual combate alguien gritó: "!Aquí no se rinde nadie!" . En ese grito estaba implícito el germen de lo que más tarde serían nuestras gloriosas Fuerzas Armadas Revolucionarias.

De la estirpe de esos hombres surgió el Ejército Rebelde, un ejército de nuevo tipo forjado en medio de las más difíciles circunstancias y en el fragor del combate por la justicia y por la libertad.

Y ese ejército se hizo grande y tanto, que tan solo 2 años y un mes después derrotaba a todo un ejército profesional y uno de los mejores equipados de América Latina, con la victoria del Primero de Enero de 1959. Ya con la victoria, el Ejército Rebelde se convirtió en el ejército de todo el pueblo y con ello, en las gloriosas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Y la historia de las FAR es la historia de la propia Revolución, porque de ella nació y a ella le dieron la vida hombres como los del Moncada, el Granma y la Sierra; combatientes como Camilo Cienfuegos el Che Guevara, Raúl y Fidel. Es por eso que desde aquel 2 de diciembre de 1956, el Granma y las FAR andan hoy, 55 años después, juntos en la historia.

miércoles, noviembre 30, 2011

El ejemplo del 30 de noviembre y de nuestro Santiago

Caídos del 30 de noviembre de 1956
Por Margarita Piedra Cesar

Un día sigue al otro y un año al anterior. Pero ninguno es igual. Lo que los hace distintos es la propia vida, sus inquietudes, sus hechos, el actuar de la gente. Y en el decursar del calendario y de la historia, hay fechas que quedan marcadas por siempre en la memoria de los pueblos.

El 30 de Noviembre de 1956 fue una de esas fechas, cuando la Patria contempló orgullosa otra vez, al grito de Ya estamos en Combate, alzarse a todo un pueblo para cumplir el compromiso de ser libres o mártires.

Antonio Maceo lo había dicho: "La libertad no se mendiga, sino que se conquista con el filo del machete" y el Santiago de Cuba del Titán de Bronce siguió fielmente ese legado.

La ciudad toda se hizo una sola y el verde olivo se paseó por sus calles en un combate desigual en hombres y armas por parte del enemigo, pero superior en moral y conciencia de los revolucionarios, que entonces no temieron a una muerte gloriosa.

Y la muerte arrebató vidas, pero hizo héroes: Pepito, Tony y Otto no callaron sus fusiles, sino que hicieron multiplicar por miles sus disparos, ya para siempre vivos al frente de los suyos.

Varias horas estuvo Santiago de Cuba en poder de los revolucionarios ante el terror de las fuerzas del tirano, que rehuyeron el combate escuchando mil veces el repetido grito de ¡Viva la Revolución!

Y vivió la Revolución ese 30 de noviembre porque Santiago de Cuba la hizo renacer fuerte y vigorosa, en un parto heroico de coraje y disparos.

No quiso el destino que ese día la quilla poderosa del Yate Granma entrara en las arenas de la Patria. Pero en el gesto santiaguero de aquel 30 de Noviembre quedó sembrada la semilla que haría fructificar dos años y un mes después la victoria.

Desde entonces un día siguió al otro y un año al anterior. Pero los que vinieron fueron distintos, porque de forma simbólica quedó grabado en la memoria de la Patria, que los pueblos dispuestos a luchar por la justicia y la libertad, son indetenibles hasta la victoria final. Ese es el ejemplo del 30 de noviembre y de nuestro Santiago.

martes, noviembre 29, 2011

Ciro Redondo y Manuel (Piti) Fajardo, valerosos combatientes rebeldes

Por Margarita Piedra Cesar

Coincidentemente la fecha del 29 de noviembre une en la muerte a dos valerosos revolucionarios: Ciro Redondo y Manuel (Piti) Fajardo.

Ciro Redondo integró la pléyade de jóvenes artemiseños que en la madrugada del 26 de julio de 1953 acompañaron a Fidel en el Asalto al Cuartel Moncada. Por ese hecho, Ciro fue juzgado y condenado a prisión en la Isla de Pinos y junto a Fidel también fue puesto en libertad en mayo de 1955 al decretarse por el régimen de Batista una amnistía para los presos políticos, antes la presión popular.

Ya en libertad, Ciro Redondo marchó a Méjico donde se incorporó a la futura expedición del Granma. En el histórico Yate regresó a Cuba el 2 de diciembre de 1956, sobrevivió al desastre de Alegría de Pío, para reagruparse días después con Fidel, Raúl y otros revolucionarios. Durante los primeros meses de la guerra en la Sierra Maestra, Ciro se convirtió en un bravo soldado participando en combates como los de La Plata, Arroyo del Infierno, Alto de Espinosa, El Uvero, El Hombrito y otros.

El 29 de noviembre de 1957, en el combate de Mar Verde contra las tropas de Sánchez Mosquera, Ciro Redondo cae muerto durante una emboscada.

A decir del Che, su jefe, la Revolución perdía a un valioso compañero.

Manuel Fajardo Rivero (Piti), médico de profesión y probado revolucionario, se incorporó a las fuerzas rebeldes durante los primeros meses de campaña, donde ejerció como médico y contribuyó a la construcción de varios hospitales en las zonas liberadas. Como soldado, Piti Fajardo cumplió diversas misiones y participó en los combates de Santo Domingo, Providencia, Cuatro Caminos, Cerro Pelado, El Salto y otros. Por sus méritos fue ascendido a Comandante. Después del Triunfo de la Revolución, Manuel Fajardo realizó diversas tareas relacionadas con la medicina y dirigió la construcción de la Ciudad Escolar del Caney de Las Mercedes.

Siendo Jefe de Operaciones de la Lucha Contra Bandidos en El Escambray, durante un cerco en la zona de Topes de Collantes, cuando iba a detener a unos alzados con el compromiso de respetarles la vida, uno de ellos lo hirió de muerte con un disparo próximo a la sien, falleciendo horas después en el hospital de Trinidad, el 29 de noviembre de 1960.

El capitán Ciro Redondo y el Comandante Manuel (Piti) Fajardo, fueron compañeros en la Sierra Maestra donde compartieron trincheras y combates por la Revolución y por ella entregaron sus vidas hace hoy 54 y 51 años, respectivamente. Su pueblo no los olvida.

domingo, noviembre 27, 2011

Bárbaro crimen del 27 de noviembre de 1871

Por Margarita Piedra Cesar

En el atardecer del 27 de noviembre de 1871 los ocho estudiantes de medicina cubanos condenados a muerte por un Consejo de Guerra de los colonialistas españoles, fueron conducidos a la Explanada de La Punta, en el litoral habanero, donde serían fusilados.

Aquellos muchachos entre 16 y 21 años, fueron acusados de algo que no pudo ser comprobado durante el proceso que se les siguió: la profanación de los sepulcros de varios personeros del régimen español en el Cementerio de Espada. Por ese supuesto hecho fueron llevados a prisión y juzgados 45 de los 60 alumnos del primer año de medicina que el 23 de noviembre de 1871 realizarían una clase en el Anfiteatro Anatómico de San Dionisio, aledaño al cementerio.

Al demorarse la clase los jóvenes se pusieron a jugar entre ellos; algunos lo hicieron con el carro de trasladar los cadáveres a la sala de disección. El más joven arrancó una flor.

No pudo demostrarse durante el proceso judicial, que los estudiantes habían profanado la tumba del periodista Gonzalo Castañón, fanático defensor del colonialismo. En un primer Consejo de Guerra, las penas no fueron tan drásticas, pero los voluntarios habaneros exigían sangre y se procedió a un segundo juicio.

El fallo fue injusto. Fueron condenados a muerte los cuatro que jugaron con el carro, el que arrancó la flor, y tres que macabramente escogieron al azar entre los restantes, incluido uno que el día de los hechos estaba fuera de La Habana. Los restantes jóvenes fueron condenados: once a seis años de prisión; 20 a cuatro años; cuatro a seis meses de cárcel, y sólo dos fueron puestos en libertad.

Lo esencial del asunto es que los jóvenes no debieron ser merecedores de la pena capital porque no hicieron nada para ello, lo cual fue demostrado durante el proceso. Ellos no eran ciudadanos imparciales, sino cubanos que vivían en una isla inmersa en una guerra libertaria.

Bajo el sol ya tenue de las cuatro de la tarde del 27 de noviembre de 1871, comenzó el fusilamiento de los muchachos en la explanada de La Punta. De dos en dos, de espaldas y de rodillas fueron asesinados, porque otro calificativo no mereció aquel crimen que, a decir de Martí: “expresó el alma rencorosa y cruel de España en América”

140 años después la Patria los tiene entre sus mártires en el largo camino de su independencia. A ellos: GLORIA ETERNA.

viernes, noviembre 25, 2011

Basta de violencia contra la mujer

Por Margarita Piedra Cesar

Por Resolución de la Asamblea General de la ONU, cada 25 de noviembre se celebra internacionalmente, el “Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, un mal que se ha extendido casi como una epidemia en los últimos años en el mundo.

En un informe dado a conocer la propia Asamblea General de la ONU se pone de manifiesto que la violencia contra la mujer existe en todas las culturas y clases sociales, en todos los niveles de la educación y capacidad económica, así como en etnias y edades de todos los países.

Según la propia ONU, la violencia contra la mujer constituye “el crimen encubierto” de mayores proporciones existentes hoy, ya que se estima que una de cuatro féminas son afectadas por ese mal, sin distinción de clases, razas o religión. Cuba no es de los países más afectados por ese problema, porque ya hace varias décadas que la discriminación de la mujer ha sufrido cambios radicales a favor de ellas, aunque se mantienen algunos rasgos negativos.

La mujer cubana, por su propio protagonismo, ha sido y es la causa de que sea considerada en igualdad de condiciones al hombre social, cultural, intelectual y económicamente. Sin embargo, ello no quiere decir que en Cuba se haya eliminado la violencia contra la mujer, porque todavía el machismo enseña sus garras y algunos hombres no se resignan a la igualdad y encuentran en el maltrato físico una vía para el sometimiento de la pareja.

Contra eso hay que luchar y duro. No hay razón alguna para el abuso físico contra la mujer y los problemas entre las parejas deben resolverse con ecuanimidad e inteligencia de ambas partes y más cuando los hijos están presentes, si los hubiera.

El abuso físico contra la mujer no es rasgo de hombría, sino todo lo contrario; una cobardía y una acción desde todos los puntos de vista reprochable, porque físicamente la mujer es más débil y, por tanto, hay que respetarla y más bien protegerla.

All celebrarse este 25 de noviembre el “Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, la fecha invita a la reflexión, tanto a hombres  como a mujeres, para erradicar ese mal entre los cubanos, que somos gente humana y solidaria, algo por lo cual se nos admira en el mundo entero. Demostrar que así será por siempre, sería otra buena lección para la humanidad.

martes, noviembre 22, 2011

Yate Granma, a 55 años de su salida en Tuxpan

Por Margarita Piedra Cesar

La inminente presencia de un traidor en las filas del movimiento 26 de Julio en Méjico, precipitó los preparativos y la partida del Yate Granma, antes de que pudiera ser abortada la empresa por una delación.

Así relata el Che: "el Granma fue acondicionado a una velocidad extraordinaria; se amontonaron cuántas vituallas conseguimos, bien pocas por cierto, y uniformes, rifles, equipos, dos fusiles antitanques, casi sin balas.

En fin, el 25 de noviembre de 1956, a las dos de la madrugada, empezaba a hacerse realidad la frase de Fidel que había servido de mofa a la prensa oficialista: En el año de MIL 956 seremos libres o seremos mártires"

"Salimos, prosigue el Che, con las luces apagadas, del puerto de Tuxpan en medio de un hacinamiento infernal de materiales de toda clase y de hombres. Teníamos muy mal tiempo y, aunque la navegación estaba prohibida, el estuario del río se mantenía tranquilo.

Cruzamos la boca del puerto yucateco, y a poco más se encendieron las luces. Se cantaron los himnos nacionales y del 26 de Julio, quizá durante 5 minutos en total, y después, el barco entero presentaba un aspecto ridículamente trágico: hombres con la angustia reflejada en el rostro, agarrándose el estómago. Unos con la cabeza metida en un cubo y otros tumbados en las más extrañas posiciones, inmóviles y con las ropas sucias por el vómito. Salvo dos o tres marinos y cuatro o cinco personas más, el resto de los expedicionarios se marearon"

Así comenzó el Granma su viaje hacia la historia. Así comenzaron a entrar en la historia patria aquellos 82 hombres que la engrandecieron, unos con sus muertes y otros con el heroísmo en la lucha, para cumplir la promesa de "ser libres o mártires”, que se hizo realidad, a poco más de 26 meses después, con el amanecer del glorioso Primero de Enero de 1959.

lunes, noviembre 14, 2011

Ofensiva final del Ejército Rebelde: Liberación del poblado de Imías

Por Margarita Piedra Cesar

El 14 de noviembre de 1958 hace hoy 53 años tropas del Ejército Rebelde atacaron y tomaron el cuartel de Imías, al sureste de la antigua provincia de Oriente, liberando definitivamente esa localidad de la soldadesca del régimen dictatorial.

Esta acción estuvo a cargo de los combatientes rebeldes de las columnas 6 y 18 del Segundo Frente Oriental que en una audaz operación que denominaron Ciro Frías Cabrera, en honor a ese valiente capitán guerrillero muerto durante un primer intento de tomar el poblado de Imías, el 9 de abril de ese mismo año en 1958.

Durante más de una hora las fuerzas guerrilleras tuvieron que combatir fuertemente contra los soldados de la tiranía que defendían el cuartel de la localidad el cual había sido bien fortificado construyendo a sus alrededores zanjas y trincheras para resistir los ataques rebeldes.

Sin embargo, los defensores de la instalación tuvieron que levantar bandera blanca y ceder ante el empuje del ataque de la guerrilla que sólo tuvo 12 heridos durante el enfrentamiento.

En el breve pero sangriento combate el enemigo sufrió 27 muertos, 33 heridos y 60 prisioneros. Como botín de guerra le fueron capturados 106 fusiles, cinco ametralladoras de trípode 30.06, un mortero, una bazuca, tres cajas de granadas de mano y un equipo de radio, entre otros pertrechos militares, los que sirvieron a las fuerzas rebeldes durante la ofensiva que culminó con la victoria del primero de enero de 1959.

De esa forma, el 14 de noviembre de 1958, Imías se convertía en una de las primeras poblaciones liberadas por la guerrilla del Segundo Frente, entre las ciudades de Baracoa y Guantánamo, como parte de la ofensiva final contra el régimen de Fulgencio Batista que había sido dispuesta dos días atrás por la Comandancia General del Ejército Rebelde y su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
 

miércoles, noviembre 09, 2011

Aniversario 50 de la Brigada Fronteriza

Por Margarita Piedra Cesar

Frente a la política agresiva de Estados Unidos utilizando para ello la Base Naval de Guantánamo, el 9 de noviembre de 1961, las Fuerzas Armadas Revolucionarias creaban la Brigada de la Frontera, integrada por jóvenes y valiosos combatientes dispuestos a defender con sus propias manos ese pedazo de territorio de nuestro país.

La historia de la base yanqui de Caimanera se había iniciado el 10 de junio de 1968, cuando marines norteamericanos desembarcaron por Punta del Este, como parte de la intervención estadounidense en nuestro país durante la guerra hispano-americana. Después de la Enmienda Platt, impuesta a la primera Constitución Cubana, se cedió ese territorio a los ocupantes para ser utilizado como estación carbonera o naval. Un acuerdo firmado en 1903 por ambos gobiernos señalaba que esta base sería utilizada exclusivamente, para el fin previsto y no para otros objetivos. Nada más lejano de la realidad, pues desde ese entonces la base yanqui se convirtió en uninstrumento de intimidación y chantaje hacia los cubanos, y más a partir del triunfo revolucionario de 1959.

En ese lugar encontraron refugio seguro e impune cientos de asesinos y secuaces del batistato, convirtiendo ese pedazo de tierra cubana en un potencial peligro para la Revolución. Tanto es así que desde 1962 y hasta 1994 en que se firmaron los acuerdos migratorios, desde aquí se produjeron más de 13 500 acciones provocativas, con un saldo de 8 muertos y15 incapacitados.

La creación de la Brigada de la Frontera el 9 de noviembre de 1961, impidió convertir a ese pedazo de territorio usurpado a nuestro país en una verdadera amenaza para el pueblo cubano, y sus integrantes han cumplido con honor y valentía la misión asignada durante los últimos 50 años.

Hoy, la Brigada de la Frontera ostenta con orgullo la Orden Antonio Maceo, conferida a esa fuerza por el Estado Revolucionario, por sus destacados servicios prestados a la nación en defensa del territorio que rodea a la ilegal base yanqui de Caimanera, la cual más temprano que tarde habrá de integrarse nuevamente al sagrado suelo de la Patria.
  

miércoles, noviembre 02, 2011

cuba, dia , artillero, terrestre2 de noviembre: Día del artillero terrestre

Por Margarita Piedra Cesar

Los combatientes que integran la artillería terrestre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias están celebrando hoy 2 de noviembre su día, en recordación a esta fecha pero de 1960 en la que el Comandante en Jefe Fidel Castro ordenó organizar esta fuerza, para asimilar las nuevas armas procedentes del campo socialista, fundamentalmente de la Unión Soviética, para la defensa del país ante una posible agresión militar externa.

De inmediato, miles de oficiales del Ejército Rebelde y de las Milicias Nacionales integraron esta nueva fuerza de las FAR, cuya misión por su capacidad de combate y poder de fuego, es la de mantener el asedio contra el enemigo asegurando el avance de las tropas de infantería y tanques.

La artillería terrestre cubana (obuses, morteros y cañones) , tuvo su bautismo de fuego durante la invasión mercenaria por Playa Girón, donde jugó un papel determinante en el rechazo a las fuerzas atacantes, permitiendo al Ejército Rebelde y a las Milicias, así como a los tanques, avanzar hacia los puntos de desembarco y rechazar la agresión en menos de 72 horas.

De igual forma, durante la Crisis de Octubre en 1962 miles de baterías de la artillería terrestre se desplegaron a lo largo y ancho de la Isla y se encontraban listas para repeler cualquier tipo de agresión que intentasen los enemigos externos.

Asimismo, artilleros cubanos estuvieron presentes en las misiones internacionalistas en apoyo a la independencia de Angola y de otras naciones africanas, donde libraron memorables batallas contra las tropas enemigas que invadieron esos países o actuaron desde dentro como quinta columna.

51 años después de su creación el 2 de noviembre de 1960 la artillería terrestre cubana con sus modernos armamentos, sus combatientes más capacitados y su constante preparación están listos para hacer morder el polvo de la derrota a cualquier enemigo que intente invadir el país, porque ella es su escudo protector.

viernes, octubre 28, 2011

Camilo, eternamente vivo

Por Margarita Piedra Cesar

Desde hace 52años, cada 28 de octubre, generaciones de cubanos nos hemos preguntado, ¿Dónde estará Camilo?

Sabemos que desde aquel fatídico atardecer del 28 de octubre de 1959, la avioneta que lo conducía hundió su metálico cuerpo en las profundidades del mar, para dejar atrapada entre sus aguas su legendaria figura. Y aún así, nos preguntamos, ¿Dónde estará Camilo?

Después de dos semanas de angustiosa búsqueda del héroe desaparecido en comparecencia televisada el 12 de noviembre de 1959, el Comandante en Jefe, Fidel Castro, confirmaba la trágica noticia de su muerte. Y aún así nos preguntamos, ¿Dónde estará Camilo?

Y porqué a pesar del tiempo transcurrido, los cubanos de ayer, los de hoy y también lo harán los de mañana, seguimos preguntándonos, ¿Dónde estará Camilo?

No hay en ello nada de misterio, ni nada extra-espiritual. La muerte puede matar hombres, hacerlos desaparecer, sepultarlos bajo tierra o en el fondo marino y puede, incluso, hacerlos olvidar con una cruz y un epitafio en una tumba de mármol lúgubre y frío.

A pesar de sus 27 años vividos, Camilo Cienfuegos supo con su acción y pensamiento ganarse el cariño, respeto y admiración de su pueblo, que le colocó en su pecho el más honroso galardón a que puede aspirar un ser humano: el de Héroe.

Decía el Che que cuando el tiempo pase y los dos años de lucha en la Sierra y aquel primer año después del triunfo sean sólo unas pequeñas líneas en nuestra historia, en esas líneas necesariamente, tendrá que estar escrito el nombre de Camilo.

Y cuánto camino hemos andado y cuánta historia hemos escrito en estos años y ahí en la primera línea, sigue el nombre de Camilo, como una estela imborrable en la memoria de su pueblo, con destellos superiores a los cien fuegos que anuncian su apellido.

Es ahí el secreto del por qué los cubanos de ayer, de hoy y de siempre, en cada 28 de octubre nos preguntamos, ¿Dónde estará Camilo?

Metafóricamente pudiéramos hacerlo renacer y decir: Camilo está en todas partes, en la sonrisa de un niño, en la fortaleza de un joven, en las manos creadoras de un obrero, en el fusil de un soldado, en los sueños y esperanzas de cada hombre o mujer de pueblo, de ese mismo pueblo que al recordarlo cada 28 de octubre lo presiente como fue, es y será: siempre alegre, siempre joven, siempre rebelde, eternamente vivo.

miércoles, octubre 26, 2011

16 de octubre: dos hechos históricos

Por Margarita Piedra Cesar 

La fecha del 26 de octubre quedó marcada en nuestra historia por dos hechos significativos:  En 1868 bajo el mando de Máximo Gómez se produjo la Primera Carga al Machete de nuestras gestas independentistas y en 1959, se creaban las Milicias Nacionales Revolucionarias que ponía en manos del pueblo las armas para defender la Revolución.

El 26 de octubre de 1868, Máximo Gómez un joven ex oficial dominicano, recibió la orden de impedir el avance de una poderosa columna de 700 soldados españoles que se trasladaban desde Santiago de Cuba con el propósito de llegar a Bayamo donde Carlos Manuel de Céspedes había establecido la capital de la Revolución después de tomar esa importante ciudad.

Con apenas 40 hombres, Gómez preparó una emboscada en el lugar conocido por Pino de Baire y con machete en mano, cargó contra la avanzada de la columna española de unos 200 soldados, los que huyeron despavoridos ante las heridas que causaba esa arma blanca, la cual se convirtió a partir de ese momento en una terrible pesadilla para los colonialistas, que evitaban enfrentarse a los mambises que las esgrimían en los combates.

El propio Coronel Demetrio Quiroz, al frente de la Columna Española, no pudo creer la derrota de sus hombres y ordenó la retirada hacia el poblado de Baire donde se refugiaron. En lo adelante, el machete se convertiría en el medio de guerra más importante para los cubanos, gracias al dominicano Máximo Gómez, que llegó a ser el General en jefe del Ejército Libertador durante la guerra de 1895.

Asimismo, el 26 de octubre de 1859, ante casi un millón de cubanos concentrados en el antiguo Palacio Presidencial, en la Habana, el Comandante en Jefe Fidel Castro anunciaba que el pueblo sería militarmente armado y preparado surgiendo así las Milicias Nacionales Revolucionarias, para enfrentar a los enemigos internos y externos que pretendían derrotar la Revolución.

A partir de ese momento, centenares de miles de cubanos a lo largo y ancho del  país, se integraron a las Milicias Nacionales que enriquecían las tradiciones combativas de nuestro pueblo, como ocurrió en Playa Girón, en la Lucha contra Bandidos y durante la Crisis de Octubre, donde nuestro pueblo salió victorioso por el apoyo brindado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias por las milicias obreras y campesinas.

Esa misma tarde-noche del 26 de octubre de 1959 el Comandante Camilo Cienfuegos pronunció su último discurso, pues dos días después, el avión que lo trasladaba a la capital tras neutralizar una revuelta de oficiales en Camagüey, desapareció en medio de una tormenta arrebatándonos para siempre la figura del inolvidable Comandante de la sonrisa eterna.


Editar
 

lunes, octubre 24, 2011

Segunda entrevista de Fidel y Frank en Méjico

Autor :Margarita Piedra Cesar

Después de su primera entrevista con Fidel en Méjico, el 10 de agosto de 1956 el líder revolucionario santiaguero Frank País García, viajó por segunda ocasión al país azteca el 14 de octubre de ese mismo año para sostener un segundo encuentro con el líder de la revolución y precisar detalles sobre los preparativos de la expedición del Yate Granma y el apoyo que se le debía dar en la isla.

En esta segunda entrevista Frank reiteró a Fidel algo que ya había sido planteado por él en el primer encuentro, el cambio de fecha de la expedición debido a que el movimiento no contaba con los suficientes recursos bélicos para un levantamiento armado a nivel nacional.

Sin embargo, Fidel argumentó no posponer la fecha prevista para la expedición teniendo en cuenta el peligro que representaba mantenerse en Méjico, donde podían perder las armas y todo el trabajo realizado al ser detectados por los agentes del dictador Batista que se encontraban en Méjico.

Ese argumento convenció a Frank que regresó a la isla clandestinamente por Camagüey entrevistándose con el jefe del movimiento de ese territorio para ponerlo al tanto de las acciones que debían realizar los camagüeyanos en apoyo al desembarco de los expedicionarios del Granma. De igual forma, lo hizo en Las Villas y en La Habana, donde también estuvieron los coordinadores provinciales de Pinar del Río y Matanzas.

En los primeros días de noviembre Frank País regresó a Santiago de Cuba, donde se dedicó por entero y con más ahínco a los preparativos para apoyar el desembarco, que debía producirse por un punto de la costa sur de la otrora provincia de Oriente, próximo a Niquero y en una fecha que se conocería cuando Frank recibiera el aviso de la partida de Granma desde Méjico.

De ese encuentro con Fidel en Méjico, Frank regresó además con la designación de máximo dirigente del Movimiento del 26 en la isla, cuando tenía solo 22 años de edad.

Asimismo, en esa entrevista se determinó que la acción principal se produjera en Santiago de Cuba con un levantamiento armado de la ciudad, más otras acciones que tendrían lugar a lo largo de la isla.

A partir de ese momento todos los movimientos de Frank dentro y fuera de la ciudad de Santiago de Cuba, eran semiclandestinos, son el propósito de preservar al máximo al líder revolucionario santiaguero y con él todos los preparativos que se venían ejecutando para apoyar el desembarco de la expedición del Granma, aún bajo la aguda vigilancia del régimen y sus servidores.

lunes, octubre 17, 2011

17 de Octubre: Día Mundial Pobreza

Por Margarita Piedra Cesar

La pobreza y su más grave consecuencia, la indigencia, son de los males que más aquejan hoy a la humanidad. Por ello y con el propósito de luchar por su eliminación, es que la Organización de Naciones Unidas estableció desde 1933 la fecha del 17 de octubre como Día Mundial para la erradicación de la pobreza y la indigencia.

Loable propósito ese de la ONU que, sin embargo, no ha tenido desde entonces una respuesta positiva pues desde 1992 hasta nuestros días es decir, 19 años, el número de pobres aumentó hasta más de MIL 500 MILLONES de personas viviendo ya en la pobreza extrema y casi DOS MIL MILONES en los límites de caer en esta y pasar a la indigencia.

Pero lo más triste de todo es que como consecuencia de la pobreza extrema mueren cada año unos 400 MIL niños de enfermedades asociadas a las condiciones antihigiénicas de vida como la malaria, la tuberculosis, el tifus, la diarrea, el VIH/SIDA y otras a la que habría de sumar la de inanición, es decir fallecimiento por hambre.

En el año 2000, organizada por Naciones Unidas, se celebró la Cumbre del Milenio, con la participación de todos los Jefes de Estado, Gobiernos, o sus representantes de todo el mundo, donde se estableció el compromiso de antes del año 2015, erradicar la pobreza extrema a la mitad de la existente entonces, que era de unos 1500 millones de personas.

Diez años después de esa Cumbre, puede decirse en relación con el cumplimiento de ese objetivo fundamental, ésta ha sido una década perdida porque como expresara un alto funcionario de la ONU: “Los Objetivos del Desarrollo del Milenio han sido útiles para movilizar dinero y energías, pero solo atacan los síntomas de la pobreza (…) e ignoran las causas más profundas del subdesarrollo y del hambre”

En breves días el mundo llegará a los 7 000 millones de habitantes, el 80 por ciento de los cuales vive en los países en desarrollo o pobres que no son responsables sino víctimas de las consecuencias del modelo irracional e insostenible de consumo, de la explotación, de la especulación y de la corrupción de las economías industrializadas, que hunden cada vez más en el lodo a las naciones del tercer mundo, mientras gastan sumas incalculables en presupuestos militares y lujos.

En la lucha contra la pobreza y la indigencia tenemos que unirnos todos los países ricos y los pobres en una estrecha alianza que permita erradicar del planeta ese flagelo. De no ser así, el 2015, meta para erradicar a la mitad la pobreza pasará a la historia como el año del gran fracaso y en ello todos seremos grandes culpables.

viernes, octubre 14, 2011

A 50 años del asesinato de Rubén López Sabariego


Por Margarita Piedra Cesar

Otro de los crímenes terroristas de Estados Unidos contra Cuba, lo fue el asesinato el 14 de octubre de 1961 del obrero cubano Rubén López Sabariego, en la Base Naval de Guantánamo, quien se desempeñaba como chofer en ese enclave militar yanqui.

López Sabariego había sido detenido el 30 de septiembre de 1961 por militares de la base y a pesar de la denuncia de su esposa y el reclamo de que fuera puesto en libertad, las autoridades norteamericanas negaron tenerlo prisionero.

No fue hasta el 19 de octubre de 1961 que la Agencia de Noticias UPI de Estados Unidos informó de la aparición en una fosa poco profunda en el interior de la base de un cadáver que correspondía al trabajador cubano.

Dada la persistencia de la esposa el cadáver del humilde chofer le fue entregado el 21 de octubre por la posta de la instalación militar y al ser examinado su cuerpo por médicos forenses cubanos comprobaron que presentaba numerosas huellas de tortura, determinándose que la muerte había ocurrido entre el 13 y el 14 de octubre de 1961.

El cadáver de Rubén López presentaba fracturas en el cráneo, en el pómulo derecho y el costillar izquierdo, heridas de bayoneta en el abdomen y una lesión en el corazón que le provocó la muerte.

Al ser devuelto su cadáver el 21 de octubre, la esposa de Sabariego entregó al capellán de la base 50 dólares que había recibido de las autoridades norteamericanas como supuesta ayuda o compensación por los daños causados.

Ese fue el precio que el imperio pretendió pagar por el crimen de este humilde obrero cubano, hijo de un pueblo que ni se rinde ni se vende, y que 50 años después del asesinato de Rubén López Sabariego se mantiene con la misma decisión de luchar hasta la victoria final como el mejor homenaje a los que han caído por la patria.

jueves, septiembre 29, 2011

Estados Unidos y la segunda intervención en Cuba

Por Margarita Piedra

Ahora que Estados Unidos anda de aventura en aventura por el mundo y que amenaza con ataques nucleares e intervenciones en otros países del mundo para mantener su hegemonía imperial, aquí en Cuba no olvidamos que un día como el de hoy, 29 de septiembre, pero de 1906, se produjo la segunda intervención yanqui en el país, constituido como República en 1902.

Un conflicto interno entre partidos políticos que se disputaban el poder con un presidente incapaz de resolverlo, Tomás Estrada Palma, hizo que éste solicitara a Estados Unidos la intervención de sus tropas, lo que se llevó a cabo al amparo del artículo 3 de la fatídica Enmienda Platt.

Ese 29 de septiembre de 1906 llegaban a Cuba seis naves de guerra con unos 3000 marines, haciéndose cargo de la gubernatura de la nación al entonces secretario de Estado, William H. Taff, quien posteriormente, dejó en el cargo a Charles Magoon.

Fueron dos años y cuatro meses lo que duró esta segunda intervención norteamericana en Cuba y durante ese período, ninguno de los problemas fundamentales de la Isla se resolvió, a no ser seguirla entregando a los monopolios yanquis, para reafirmar su hegemonía política y económica en el país.

Aunque el pueblo se opuso tenazmente a esta nueva injerencia norteamericana en Cuba, nada pudo hacer entonces, a no ser esperar a que se retiraran las tropas dejando un nuevo presidente entreguista y bandido como el anterior, José Miguel Gómez, apodado por el pueblo como el tiburón.

Pero a partir del Primero de Enero de MIL 959, una Revolución en el poder acabó para siempre con la Enmienda Platt y demás tratados ignominiosos con Estados Unidos, que definitivamente fue arrojado de la isla con una advertencia: “quien intente apoderarse de Cuba sólo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”. Playa Girón lo demostró.

viernes, septiembre 16, 2011

A más de medio siglo del primer Combate de Pino del Agua

Por Margarita Piedra Cesar

El 17 de septiembre de 1957, cuando el Ejército Rebelde llevaba ya más de diez meses operando en la Sierra Maestra, tuvo lugar el primer combate de Pino del Agua, que conmocionó a la opinión pública nacional.

Tropas guerrilleras de las Columnas 1 y 4 comandadas por Fidel y el Che, respectivamente, habían arribado a Pino del Agua el 10 de septiembre, sin encontrar fuerzas enemigas en ese lugar que era un pequeño caserío construído en los alrededores de un aserradero, en el firme de la Sierra Maestra.

Sin embargo, existía el convencimiento de que de alguna manera el ejército se enteraría de la presencia allí de la guerrilla y trataría de interceptarla, por lo que Fidel decidió continuar camino hacia la zona de Chivirico, pero dejando en ese lugar a la Columna del Che y parte de la suya, para tender una emboscada a las tropas enemigas.

Siete días exactos permaneció la Columna dirigida por el Che emboscada en espera del posible arribo del ejército, que se presentó en la zona el 17 de septiembre comenzando el combate bajo un torrencial aguacero, algo que era habitual en las montañas de la Sierra Maestra.

Las fuerzas de la tiranía que subían hacia Pino del Agua en cinco camiones, fueron dispersadas rápidamente tras los primeros disparos, aunque hubo momentos de tenaz resistencia por algunos soldados que se habían pertrechado bajo los camiones y montes aledaños.

Pero el empuje de la guerrilla en este caso fue superior, pudiendo vencer la resistencia y logrando que los soldados huyeran loma abajo, dejando sus pertrechos y avituallamientos, así como algunas armas importantes.

En resumen, al ejército se le causó pocas bajas en este primer combate de Pino del Agua, pero se logró capturar un buen número de armas que sirvieron para reforzar al Ejército Rebelde, cuyo poder de combate se acentuaba cada vez más en la Sierra Maestra, mientras que la tiranía no pudo ocultar los resultados de este enfrentamiento, que fue conocido en toda la nación, prestigiando a las fuerzas insurrectas.

A juicio del Che, el primer combate de Pino del Agua fue un éxito político-militar, pero mostró la necesidad de mejorar la preparación combativa y disciplina de las tropas rebeldes, para proseguir su avance victorioso hacia el triunfo definitivo, logrado poco más de quince meses después.

Cinco meses después tendría lugar otro combate -mucho más violento- en ese propio sitio. Pino del Agua sería escenario de otro triunfo revolucionario. Volvería a entrar en la historia con olor a barba guerrillera, a traje verde olivo y a victoria.

Hoy, cincuenta y un años después se recuerda el primer Combate de Pino del Agua como un eslabón importante de ese triunfo revolucionario, que derrocó a la tiranía, poco más de dos años después del desembarco de los expedicionarios del Yate Granma y de constituirse el Ejército Rebelde.



lunes, agosto 22, 2011

General Quintín Bandera, ejemplo de dignidad y rebeldía

Por Margarita Piedra Cesar

Terminada la lucha por la independencia de Cuba y fiel a la causa que lo llevó por tres guerras a la manigua, el General Quintín Bandera se opuso a la política del gobierno de la recién estrenada república de entregar la Isla a los Estados Unidos como se venía haciendo desde 1902.

Por esa causa, Quintín volvió a la manigua en 1906 para combatir al gobierno sumiso y entreguista de Tomás Estrada Palma, quien había traicionado los ideales de la Revolución Martiana por los cuales se derramó tanta sangre y se hicieron tantos sacrificios.

Engañado y traicionado el 22 de agosto de 1906 el insigne patrita fue vilmente asesinado en La Habana por agentes del gobierno de Estrada Palma, hecho que conmocionó a los cubanos de entonces, que de diversas formas manifestaron su protesta por el crimen cometido contra el veterano mambí.

Quintín Bandera no contaba con la simpatía de los intervencionistas norteamericanos que lo habían calificado de “mambí difícil y peligroso” por la sencilla razón de oponerse al dominio de los yanquis en Cuba y mantener estrechas relaciones con obreros, sindicalistas, anarquistas y socialistas.

Quintín Banderas había nacido en Santiago de Cuba el 30 de octubre de 1834, pero desarrollo su infancia en la villa de El Cobre, donde trabajó como carbonero y aprendió albañilería, oficio que practicaría siempre.

Tan pronto conoció el alzamiento de Céspedes, en la Demajagua, Quintín se unió a la lucha por la independencia. Su mayor orgullo era haber compartido con su compadre Antonio Maceo la gloriosa protesta de Baraguá y después en el 1895, haber realizado la invasión de Oriente a Occidente como jefe del cuerpo de infantería, considerado la mejor arma del Ejército Libertador.

Hoy 22 de agosto, 105 después de su vil asesinato, la patria recuerda con orgullo a Quintín Bandera, un patriota que supo llevar hasta las últimas consecuencias los principios de la Revolución Martiana.

jueves, agosto 18, 2011

Histórica orden: invasión hacia occidente

Por Margarita Piedra Cesar

Derrotada la ofensiva de la tiranía contra el Ejército Rebelde en la Sierra Maestra, la estrategia guerrillera se encaminaba a que sus columnas avanzaran en todas direcciones hacia el resto del territorio nacional, como lo habían hecho Maceo y Gómez.

En tal sentido, los días 18 y 21 de agosto de 1958, el Comandante en Jefe Fidel Castro, emitía dos históricas órdenes militares: la primera asignaba al Comandante Camilo Cienfuegos la misión de conducir la Columna 2 “Antonio Maceo” hacia Pinar del Río, mientras que la otra encomendaba al Comandante Che Guevara llevar la Columna 8 “Ciro Redondo” hasta Las Villas.

Camilo saldría a cumplir su misión desde “El Salto”, en la Sierra Maestra, el 21 de agosto y su denominación era un homenaje al glorioso guerrero de la independencia que en el siglo XIX había llegado con la tropa invasora mambisa hasta el extremo más occidental de Cuba; en tanto el Che lo haría el 31, con 140 hombres.

El propósito de ambas columnas era, extender la llama insurgente a todo el país y obligar al enemigo a dispersar sus recursos bélicos, propiciar la incorporación de nuevos combatientes, unificar a todos los grupos guerrilleros en la isla y fortalecer el prestigio nacional e internacional del Movimiento Revolucionario Cubano.

No fueron pocas las vicisitudes que afrontaron ambas columnas guerrilleras para cumplir las órdenes de Fidel: hambre, frío, sed, sueño, lluvia, ciclones, ataques aéreos, peligros de todo tipo y numerosos combates contra una fuerza enemiga superior, matizaron casi dos meses y medio de marchas invasoras hacia sus destinos.

Con la llegada de la Columna “Ciro Redondo” a las montañas villaclareñas el 16 de octubre de 1958, tanto la tropa de Camilo como la del Che quedaban instaladas en ese territorio central y comenzaba para ellos la labor política asignada por el Comandante en Jefe. De esa forma, ambos Comandantes habían realizado sendas hazañas tal y como lo hicieran en su tiempo Antonio Maceo y Máximo Gómez.

Al conocer el término de esas misiones Fidel señalaba en carta a Camilo: “no hay palabras con que expresar la alegría, el orgullo y la admiración que he sentido por ustedes. Con lo que han hecho ya, basta para ganarse un lugar en la historia de Cuba y de las grandes proezas militares”

martes, agosto 16, 2011

Mella y Baliño y el Partido de todos los cubanos

Por Margarita Piedra Cesar

Clandestinamente los días 16 y 17 de agosto de 1925 se celebraba en una casa del barrio habanero del Vedado, el Congreso Constitutivo del primer Partido Cominusta de Cuba. La fundación de este partido constituye uno de los acontecimientos más sobresalientes de la historia en la isla caribeña.

Cerca de una veintena de representantes de diversas agrupaciones comunistas del país, asistieron como delegados, entre los cuales se encontraban Carlos Baliño y Julio Antonio Mella, principales inspiradores de este propósito. Allí se decidió laborar intensamente entre los obreros, campesinos, mujeres, jóvenes e intelectuales, para así asegurar la más estrecha vinculación del Partido con las masas.

Baliño y Mella reunían en una sola a dos generaciones de comunistas y revolucionarios, dispuestas a partir de ese momento a desarrollar la lucha de clases por el poder tal y como ocho años atrás lo había hecho el proletariado ruso derrocando al regimen zarista bajo la guía de Vladimir Ilicha Lenin.

Teniendo como doctrina la del marxismo-leninismo, el Partido Comunista de Cuba agrupó en sus filas a obreros, campesinos, estudiantes e intelectuales, hombres y mujeres que a partir de ese momento lucharon con un programa concreto de reivincicaciones, fundamentalmente laborales y sociales, entre las que se encontraban la lucha por las 8 horas de trabajo en los centrales, la prohibición de pagar a los azucareros con vales y fichas, la urbanización de los bateyes, el paso al dominio público de todas las vías de comunicación y la nacionalización de los servicios públicos.

Otro acuerdo importante fue, el de afiliar el Partido Comunista de Cuba a la Internacional Comunista, que había sido fundada por Lenin en 1919, así como constituir la Organización de la Juventud Comunista.

El Congreso constitutivo del Partido Comunista de Cuba, en 1925, eligió un comité central de nueve miembros, entre los que figuraron Carlos Baliño y Julio Antonio Mella, recayendo la secretaría general en el compañero José Miguel Pérez.

La constitución de este primer partido marxista-leninista y la aplicación de esa doctrina a la realidad cubana, permitió que otros hombres y líderes revolucionarios, sentaran las bases de la lucha de nuestro pueblo con dos proyectos: la derrota definitiva del imperialismo y la eliminación de la explotación del hombre por el hombre. Gracias al empeño de aquellos fundadores, el relevo de generaciones futuras hizo realidad tales propósitos.

lunes, agosto 15, 2011

A tí mi homenaje bella Baracoa


Por Margarita Piedra Cesar


Tierra pura y legendaria;
Ciudad Primada de Cuba,
no hay loma que no se suba
sin su mano hospitalaria.
En su historia extraordinaria
está el indio y el mambí;
Gómez, Maceo, Martí
y Calixto la enriquecen
y hoy sus calles se enaltecen al grito de ¡Cuba Sí!

Cuenta la historia que cuando el Gran Almirante Cristóbal Colón llegó por primera vez a nuestra isla exclamó: “Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos vieron”, e igual impresión debió tener cuando sus naves arribaron a la zona de Baracoa y pudo apreciar tantas bellezas naturales que rodeaban a este sitio y que bien pudieron hacerle pensar, que en vez de descubrir una isla habían llegado al paraíso terrenal.
19 años después de aquel encuentro, el 15 de agosto de 1511, los colonizadores españoles fundaban en este lugar la Primera Villa de la isla a quien llamaron Nuestra Señora de la Asunción, complementándose ese título con el de Baracoa al llamarle así los aborígenes.
Baracoa fue a partir de entonces la primera capital de la isla y su primer obispado hasta que años después esas funciones se trasladaron a Santiago de Cuba. No obstante, la primera villa quedó marcada para la historia con el título de Ciudad Primada de Cuba y la gloria de haber comenzado a transitar por aquí la historia de la nación.
Lo primero que se admira en la ciudad es su entorno, las montañas que le rodean y en particular el famoso yunque, llamado así por su forma. Después están los sitios históricos más cercanos a la conquista, como los fuertes de Matachín y la Punta.
Al caminar sus calles, podrán apreciarse sus más antiguas viviendas de grandes puertas, ventanales y enrejados, con sus techos de tejas por lo regular a dos aguas, aunque no faltan hoy los modernos edificios construidos en los últimos años.
Asimismo, cuando el calor del verano agobia como ahora, podrán disfrutar de la transparencia y frescura de las aguas de los ríos Miel, Macaguanigua  y Duaba o bien darse un chapuzón en las playas atlánticas, a pocos pasos de la ciudad y como si fuera poco, todo el tiempo se estará respirando un aire puro proveniente de las montañas o la brisa marina, que no sufren de las contaminaciones que proporcionan al ambiente los excesos de modernidad.
Baracoa es en fin, una dama de 500 años de vida que mantiene toda la fragancia y la hermosura de una criatura acabada de nacer, a la cual los cubanos todos saludamos en esta fecha con un gran beso y el privilegio de que exista por siempre y para siempre, como la Ciudad Primada de Cuba.

Capital desde sus cimientos,
capital de las montañas
nacida de las entrañas
de las lluvias y los vientos.
Arrancan los sentimientos
de música y poesía
por su inigual geografía,
el tibaracón horondo
y el yunque que se alza al fondo
de su preciosa bahía

*Fragmentos del poemario Desde mi Altura, del Héroe de la República de Cuba, Antonio Guerrero

sábado, agosto 13, 2011

¡Felicidades Comandante en Jefe!


Por Margarita Piedra Cesar

Para la humanidad el 13 de agosto pudiera ser una fecha como otra cualquiera, con las tristezas, alegrías, penas y esperanzas de un mundo convulso que se bate por la supervivencia, cuando transita ya por el II Milenio de la Era Moderna.

Pero los cubanos somos agradecidos y no pasamos por alto que en esta fecha se conmemora el aniversario 85 del natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

No es este un día para loas y alabanzas, ni para conmemoraciones oficiales o grandes celebraciones, como bien pudiera ocurrir en cualquier otro país del mundo, ante el cumpleaños de un Presidente, un Rey o una Reina.

En Cuba y de forma espontánea, los revolucionarios hacemos de esta jornada una fecha de compromisos y recuerdos hacia un hombre cuya existencia ha sido dedicada al bienestar de su pueblo y de esa Patria inmensa que es el mundo.

Nació en Birán, un pueblecito cañero oriental, el 13 de agosto de 1926. Su cuna fue de oro y su destino pudo haber sido otro. Tenía para ello. Más compartir su infancia con los campesinos y la gente más humilde de aquel lugar le hizo cambiar el sentido de su vida y consagrarse por entero a la práctica martiana: "Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar..."

La historia se encargó de reafirmar ese sentimiento y el nombre de Fidel estuvo ligado desde entonces, a las luchas de su pueblo, en el cual creía ciegamente hasta la victoria.

Y tanto confió en esa victoria que ninguna dificultad le amilanó ni le hizo perder la fe en el pueblo. Ni el fracaso del Moncada, ni la prisión, ni la amarga travesía del Granma, ni el desastre de Alegría de Pío, ni la incertidumbre de los primeros meses de la Sierra Maestra, fueron obstáculos insalvables para él.

Sólo la tenacidad y la confianza en los humildes podrían conducirlo a la victoria y esa es la que hoy disfrutamos contra vientos y mareas. Y eso es lo que hoy reconoce y agradece el pueblo cubano, que junto a su líder fue capaz de hacer la Revolución y de mantener sus logros hasta nuestros días, para ejemplo del mundo.

"Es gran gozo vivir entre hombres en la hora de su grandeza", escribió José Martí, y es por eso, que hoy, muchos colectivos de trabajadores y estudiantes le dedican obras y jornadas especiales o sencillos hombres y mujeres simplemente, cual secreto compartido a voces, dicen: "Hoy es el cumpleaños de Fidel"

Y millones de cubanos, fidelistas como profesión de fe, conversaremos en algún momento del día y diremos cuánto le debemos, cuánto nos enseña, del orgullo y la alegría de ser sus contemporáneos, de compartir y defender principios en la misma trinchera, del inmenso privilegio de tenerlo entre nosotros en este aniversario 85, librando un crucial combate en este mundo globalizado y convulso que nos ha tocado vivir, batallando en una gran lucha de ideas, de transmisión de ideas a todas partes y, como expresara el propio Fidel: "hay que buscar conceptos y hay que tener ideas que permitan un mundo viable, un mundo sostenible, un mundo mejor". Así nos lo enseñó Martí cuando dijo: "Todo es gozo, cuando se pelea por la luz del mundo"

Permítanos entonces, Comandante en Jefe, a nombre de todos los cubanos expresarle a viva voz: ¡FELICIDADES FIDEL!